ITE en Sant Feliu de Llobregat

El barrio de la Salut de Sant Feliu de Llobregat

La mayoría de los edificios del barrio de la Salut en Sant Feliu de Llobregat se construyeron en la década de los 60 ante la necesidad de ampliar la superficie urbanizada del municipio para acoger a las familias de trabajadores que emigraron a la zona metropolitana de Barcelona desde de otras regiones del país.

Debido a la construcción en masa y muchas veces en serie, los edificios del barrio comparten muchísimos parecidos entre ellos. Son características las fachadas clónicas con hoja exterior de ladrillo visto, los patios de luces compartidos con el edificio colindante, las cubiertas con acceso exclusivo o sus cocinas con ventanas directas a la calle. La ausencia de balcones refuerza un aspecto muy plano en unas fachadas demasiado grandes en relación al tamaño de la calle.

Barri de la salut
vista desde la calle Santa Cruz al cruce con Agustín Domingo

No obstante, la alta densidad de población y vivienda en este barrio tiene una parte positiva: hay mucha vida en la calle, con las tiendas, las plazas y las terrazas de los bares siempre llenos de gente.

Las deficiencias más comunes en estos edificios son las que afectan a sus envolventes; provocando problemas de manchas, caída o abombamiento de los acabados interiores o exteriores y las humedades por condensación en el interior de las viviendas.

Todas estas deficiencias son fruto de la manera de construir, los sistemas constructivos utilizados durante la década de los 60 los cuales priorizaban la rápida construcción de una estructura sólida mientras que minimizaban los gastos destinados a los sistemas de aislamiento y los acabados.

Hemos realizado alrededor de unas 12 inspecciones técnicas en los edificios de la Salut. Aquí os mostramos enumeradas las deficiencias que solemos encontrar en los edificios del barrio de la Salut de Sant Feliu de Llobregat durante la inspección de la ITE:

Humedades por condensación en muros exteriores

Debido a la falta de aislantes térmicos es muy común encontrar humedades por condensación en el interior de los muros de cerramiento, fachadas o medianeras. Estas humedades las podemos identificar por las manchas o abombamientos que aparecen en la pintura de acabado de las paredes que dan al exterior, comúnmente se ubican en las zonas con rayadores o en las paredes de los dormitorios con una ventilación deficiente.

Durante la redacción de la ITE estas deficiencias suelen tipificarse como leves debido a que no generan una situación de riesgo inmediato, aunque deben vigilarse para que no se produzcan ambientes insalubres con olores desagradables o un ambiente “cargado”.

Humedades por capilaridad en muros de planta baja

La gran mayoría de los edificios que visitamos en la zona disponen de viviendas en planta baja o en semisótano, al no disponer los edificios de sistemas de impermeabilización en sus cimientos, estos son propensos a la aparición de humedades por capilaridad en los muros de planta baja, estas humedades las podemos identificar por las manchas o desprendimientos de la pintura que aparecen en las zonas bajas de las paredes en contacto con el terreno.

A diferencia de lo que muchos piensan estas humedades no acostumbran a suponer un riesgo para los cimientos del edificio a corto plazo y es por ello que mientas no generen un ambiente insalubre, en el informe ITE estas deficiencias no suelen tipificarse como graves sino como leves o importantes en función de su afectación.

Humedad por capilaridad afectando a revestimiento de muro

Mal estado de los sumideros de la cubierta

La mayoría de los edificios del barrio no permiten que los vecinos puedan acceder a la cubierta, quedando únicamente permitida para los trabajos de mantenimiento. Esto provoca que los vecinos no puedan realizar un control del estado de los elementos de la cubierta la cual es una de las zonas que más patologías suelen presentar en una ITE. Un elemento muy importante y que durante las inspecciones encontramos muy a menudo en mal estado son las rejas de protección de los sumideros de las cubiertas.

Es muy importante que estas rejas estén en buen estado ya que de lo contrario los bajantes pueden obstruirse muy facilmente (con la entrada de objetos, hojas e incluso animales) al estar únicamente acondicionados para evacuar el agua pluvial.

Sumidero con el “morrión” roto

Esta deficiencia no es grave, suele tipificarse como importante (aunque tiene fácil reparación) durante una ITE, esto se debe debido que pueden generarse importantes desperfectos en el interior de las viviendas por las que discurren los bajantes pluviales.

Si tienes un edificio en Sant Feliu y tiene más de 45 años contacta con nosotros para realizar la ITE.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s