El arte de construir bien un vierteaguas

En ITE ARQUITECTES creemos que construir bien es una virtud que debemos cultivar en nuestras obras.

Una de las patologías más comunes que encontramos en todas las inspecciones técnicas que hemos realizado a lo largo de los años es la mala resolución constructiva del elemento de vierteaguas. Esto genera unas deficiencias en forma de manchas y chorretones en la fachada que con el paso de los años pueden acabar con un deterioro completo del mortero de acabado de la fachada posiblitando la entrada de agua.

El vierteaguas tiene, resumidamente, tres elementos característicos fundamentales:

  • El “tablero”
  • El goterón
  • Los solapes o resoluciones

 

¿Para qué sirve un vierteaguas?

Un vierteaguas es un elemento constructivo situado en la parte inferior de un hueco o en lo alto de una coronación (en la baranda de una cubierta) que conduce las aguas hacia fuera y las expulsa para que no se produzca una escorrentía por del plano de la fachada, tanto por los laterales como por la parte inferior.

En este ejemplo de la imagen vemos como la parte inferior de la abertura se ha alicatado con un material impermeable, esto evita que pueda mancharse. Vemos que es un vierteaguas construido con algún elemento prefabricado (suponemos que tendrá goteron aunque no lo veamos), que tiene los laterales con un resalte para evitar que el agua se pueda deslizar hacia los costados con el viento.

IMG_20170807_114850

Los elementos de un vierteaguas

ite arquitectes - esquema vierteaguas fachada.jpg

El goterón

El goterón es el elemento clave de un vierteaguas ya que impide que una vez que las aguas llegan al final del vierteaguas estas retornen por la parte inferior al plano de fachada.

El tablero

El “tablero” es el elemento más grande del vierteaguas, tiene una ligera pendiente para evacuar las aguas y puede ser de destintos tipos de materiales (cerámica, hormigón armado, zinc, cobre, acero inoxidable, mármol…)

Las cualidades que son imprescindibles son su escasa porosidad e impermeabilidad ya que por su superficie va a circular agua y esto facilitará su limpieza y que no retengan agua que pueda afectar a otros elementos con los que está en contacto.

Se puede construir de una sola pieza (piezas prefabricadas de hormigón armado, por ejemplo, o chapas plegadas de acero galvanizado fabricadas en taller, etc.) o construir por piezas, esto sería en caso de aplacados cerámicos, de piezas de piedra natural. En este último caso hay que tratar bien las juntas entre las piezas, ya que son un punto débil en lo que respecta a la impermeabilidad del elemento.

Los solapes o resoluciones

Los solapes con las jambas (en las aberturas las partes verticales del hueco), el encuentro con la carpintería y el premarco, la impermeabilización inferior y de jambas.

La impermeabilización inferior es una lámina que protegerá al resto de los elementos de la intrusión de agua. Es adecuado que en los perímetros se realicen “subidas” (unos 15 cm en las jambas, la totalidad del premarco en el encuentro con la carpintería, por ejemplo) es decir, que la lámina horizontal cuando lleguemos a los bordes se prolongue verticalmente.

Qué dice la normativa en España

En España se aprobó en el 2006 una normativa de edificación muy exhaustiva y que se refiere a los vierteaguas específicamente. Hace referencia a los 2 cm de separación del plano de fachada para impulsar bien las aguas, a la existencia de una barrera impermeable inferior y a la existencia del elemento de goterón.

También al solape lateral de 2 cm con la jamba, dicho de otra manera, la normativa sugiere que el vierteaguas se encaste 2 cm lateralmente en la pared.

La imagen que ponemos a continuación está extraída del CTE (Código Técnico de la Edificación) versión del 2016.

ite arquitectes - vierteaguas fachada cte.JPG

Ejemplos construidos

Donde mejor construyen este tipo de elementos, más les vale por lo mucho que llueve a lo largo del año, es en los países nórdicos y centroeuropeos. Las fotos que ponemos a continuación son de Múnich y Helsinki y han sido hechas por nosotros durante los viajes que hemos realizado.

Ejemplo 1. Múnich (Alemania)

Esta foto de abajo representa un diseño de vierteaguas perfecto, debe estar construido hace aproximadamente un siglo. Aunque está envejecido por el tiempo tiene todos los elementos bien ejecutados: el solape con la jamba, la longitud del vuelo, el goterón (aunque no se aprecia es un pliegue que hace retornar para arriba la chapa) el tablero es una única pieza de cobre tratado con lo que la impermeabilidad es total.

IMG_20170807_121413

Ejemplo 2. Porvoo (Finlandia)

Este vierteaguas se encuentra en una iglesia de la Iglesia en el municipio de Porvoo en Finlandia. El edificio se empezó a construir en el siglo XIII y como vemos el diseño de sus vierteaguas (probablemente se han cambiado las piezas en algún momento) sigue funcionando perfectamente.

IMG_20170819_162222

Ejemplo 3. Helsinki  (Finlandia)

La excepción a la regla, no lo intentéis en casa. En la imagen inferior se puede apreciar la fachada diseñada por Alvar Aalto (el mejor arquitecto finlandés de todos los tiempos) para el edificio de la sede de Enso-Gutzeit. Aquí el vierteaguas pasa a formar parte de la propia fachada (capialzado, jambas y vierteaguas pasan a ser piezas iguales) y se utiliza un material impermeable (mármol pulido). Aun así, para evitar la escorrentía por el plano de fachada, aparecen algunas juntas horizontales que hacen las veces de goterón ¡Adivinad dónde están!

IMG_20170809_124649

One Reply to “El arte de construir bien un vierteaguas”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s