Refuerzo estructural de techos

En el artículo de hoy os explicaremos un proyecto y dirección de obra de refuerzo de unos 250 m2 de forjados de madera que realizamos en Barcelona

La problemática de la flecha

Los techos realizados con una estructura de madera tienden a curvarse con el paso del tiempo, formando un hundimiento característico en el centro de los vanos en las estancias. Esto se debe fundamentalmente a la fluencia de las vigas, esto es un tipo de deformación que se produce al cabo de los años. Las vigas no sólo se deforman immediatamente al entrar en carga sino que durante el paso de los años, sobretodo las vigas de madera, tienen una deformación.

Normalmente estas deformaciones no son importantes desde un punto de vista de seguridad estructural (en el sentido que probablemente no hay riesgo de colapso ni rotura parcial) pero muchas veces, en cuanto a los ELS (los Estados Límites de Servicio) para los que una estructura nueva se calcularía no dan la talla. Esto quiere decir que las deformaciones que se generan pueden superar los 1/100 de la luz en muchos casos, y para luces de 5 metros puede generarse bajadas en el centro de 5 cm.

Estos 5 cm pueden provocar “siniestros”, como les llaman las empresas aseguradoras, de grandes cuantías. Imaginaos que nuestro techo tiene una gran deformación. Los elementos elásticos podrían resistir estas deformaciones pero los tabiques, las baldosas, etc. no son elásticos. Por lo tanto los tabiques del vecino de arriba pueden agrietarse, las baldosas de mármol de macael podrían romperse, el carísimo Silestone de la cocina podría agrietarse sin remedio.

Una de las posibles soluciones

Existe un amplio repertorio de soluciones: la sustitución funcional (cambiar las vigas), el refuerzo por la parte superior del forjado mediante conectores i planché, i también se pueden realizar acciones de corrección (que son bastante arriesgadas y hay que estudiar con mucho detenimiento) como por ejemplo la aplicación de esfuerzos para contrarrestar la flecha, pero la solución más económica normalmente es la ejecución de parteluces.

Plano de planta techo y sección perfileria

El parteluz como su nombre indica, es una viga que recorre perpendicularmente todo el sistema inicial de vigas en un forjado preexistente unidireccional, y su objetivo es reforzarlo para limitar la flecha o aportarle mayor capacidad de carga. En el caso que nos ocupa, realizamos un proyecto de refuerzo del techo mediante un sistema de parteluces metálicos de vigas IPN de acero.

Siempre que propongamos este sistema de refuerzo, es muy importante cerciorarse que realizaremos un cambio en el descenso de cargas por la estructura vertical. Es decir, aplicaremos unas fuerzas puntuales a muros que de otro modo no recibirian la carga proviniente de los forjados. Por este motivo hay que asegurarse que tanto los muros laterales como su cimentación están preparados para resistir estas solicitaciones. Igual que en un proyecto para quitar una pared de carga, hay que analizar como bajaran las cargas hasta la cimentación, y la propia cimentación.

Si la flecha de una viga biapoyada se cálcula mediante la siguiente expresión:

La viga parteluz de acero actuará generando una fuerza puntual en esa viga de mayor magnitud en función de su rigidez i actuará reduciendo su flecha enormemente. A continuación os dejamos imágenes del proyecto ejecutivo:

  1. Especificaciones estructurales de los sistemas y materiales
  2. Detalles para la correcta ejecución de las soldaduras
  3. Detalles de las uniones entre perfiles metálicos y los apoyos en la obra de ladrillo macizo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s