La rehabilitación energética, una cuestión de salud

Construir bien un edificio, en concreto en las labores de rehabilitación, no solo sirve para que dure más, para que gaste menos o no tenga filtraciones. Hay varios factores que, en una obra de rehabilitación o reforma pueden influir en el bienestar y la salud de sus ocupantes, a continuación comentamos algunos de ellos:

  1. La ventilación adecuada
  2. La presencia de hongos en las superficies
  3. El radón

La ventilación

Como ya explicamos en este artículo, este es un aspecto fundamental en el diseño de viviendas. La ventilación en una vivienda aporta el aire renovado necesario para respirar en buenas condiciones. Las patologias humanas relacionadas con la ventilación de las viviendas vienen asociadas a tres aspectos fundamentales como la presencia de agentes patógenos (ácaros, bacterias, etc), los gases o partículas perjudiciales (NO2, CO, CO2, polvo, partículas volátiles fruto de la combustión de hidrocarburos, etc.) y la humedad ambiental.

Con un adecuado sistema de ventilación (ventilación de doble flujo con recuperador de calor y filtros) se puede conseguir un aire óptimo para la salud de los habitantes de la vivienda ya que podemos controlar no sólo la humedad si no la cantidad de CO2 (procedente de la respiración de los habitantes por ejemplo) sino filtrar las partículas que pueden contener agentes alérgenos o nocivos para la salud. Por ejemplo en una vivienda en una calle muy transitada por automóviles, filtrar las partículas nocivas procedentes de la combustión.

Los hongos en las superfícies

Respirar en ambientes con presencia de hongos o moho está asociado a patologías respiratorias. Los hongos o el moho aparecen en superfícies interiores donde existen humedades, que generalmente son de condensación, ya sea intersticial o superficial. En las esquinas de los techos, detrás de los armarios, dentro de las cámaras de aire en los muros, debajo del parqué.

La mayor parte de las veces, asociado a la condensación, está un mal aislamiento constructivo de la vivienda o la existencia de puentes térmicos importantes en la envolvente.

El radón

El radón es un gas radioactivo natural que aparece ligado a los suelos graníticos. En este artículo de la Asociación Española Contra el Cáncer se puede ampliar información. Los suelos de las viviendas que se asientan directamente en el terreno son permeables a estos tipos de gases que emanan del subsuelo. Por ese motivo, en Galicia, es obligatorio realizar suelos con una cámara inferior ventilada que sirve para evacuar estos gases con una ventilación exterior y que no lleguen a entrar en la vivienda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s